Departamento de traducción jurada en todos los idiomas y trámites consulares, nuestra actividad por excelencia

¿Qué es una traducción jurada?

La traducción jurada u oficial abarca la traducción de documentación jurídica y administrativa emitida por organismos oficiales, partidas de nacimiento, certificados de matrimonio o de soltería, certificados de penales, títulos universitarios y expedientes académicos para homologación, sentencias de juzgados, poderes notariales, testamentos…La traducción jurada u oficial exige ser realizada por un traductor-intérprete jurado que actúa como un “notario de la traducción” para dar fe y autenticidad a su traducción como reflejo absolutamente fiel del texto redactado en el idioma del país original que lo expide. Es un documento que debe aportar total garantía del contenido del texto original y por tanto, la validez que los órganos oficiales exigen para la tramitación de toda la documentación oficial.

El ciudadano de a pie se suele referir a ella normalmente como traducción oficial o legalizada, aunque el término exacto en España es traducción jurada; en inglés “sworn, official, notarized (cuando la firma del traductor se certifica ante notario)”.

El término traductor-intérprete jurado que denomina a estos profesionales de la traducción, se debe a que el intérprete jurado es la figura habilitada para dar validez a declaraciones orales (ante notario, en juzgados, en diversos órganos oficiales) que son presenciales y para las cuales el usuario requiere el servicio de un intérprete jurado que da fe del contenido original de las declaraciones. Se basa en la diferencia entre el traductor (traducción escrita) y el intérprete (oral).

¿Necesita tramitar sus papeles en el extranjero? ¿Otorgar un poder notarial a un familiar? ¿Traducir su expediente académicodestinado a trabajar en el extranjero o debido a que va a realizar una estancia académica fuera? ¿Debe regularizar su residencia en España o convalidar su titulación?

Estos son algunos de los motivos por los que puede ser necesaria una traducción jurada u oficial para que su documentación tenga validez en el país de destino.

¿Cómo se realiza una traducción jurada?

Los documentos oficiales que requieren una traducción jurada se reciben del cliente una vez que este los obtiene de su país de origen con las legalizaciones y los sellos pertinentes. Dependiendo de qué organismo los expida, los sellos y certificaciones variarán, ya sea el Registro Civil, el departamento de educación, un notario, el departamento de trabajo, un tribunal…

Una vez el cliente lo tiene en su poder, este presenta su documentación oficial en formato original en nuestra oficina para su traducción jurada, aunque siempre se puede enviar también en formato electrónico, lo cual facilita su tramitación evitando que el papel viaje a la oficina del traductor jurado y ahorrando así tiempo y dificultades.

Actualmente se acepta el original del documento oficial digitalizado para la agilización del trámite. El traductor jurado realiza la traducción jurada con este documento y adjunta a la misma copia del original, firmada y sellada por él junto a la traducción. De este modo, el cliente presenta la traducción jurada y copia del original sin deshacerse de este, solo si hiciera falta, puede mostrarlo como prueba de la autenticidad de la copia y conservarlo. Antiguamente, la presentación física de toda la documentación original exigía el manejo de originales teniendo a veces que prescindir el cliente de ellos.

Incluso hoy en día, muchos organismos aceptan traducciones juradas en formato digital, escaneadas, o incluso ya es una práctica común en la profesión que se emplee la firma digital del traductor jurado, un proceso que solo entraña validez electrónica, en este caso la traducción jurada nunca sería un documento válido en papel.

Lo cierto es que hay casos de traducción jurada en los que aún se exige la documentación original, alargando los plazos y suponiendo un problema para la seguridad del documento. Este es el caso cuando el idioma carece de traductor-intérprete jurado en España, ahí intervienen los Consulados que se encargan de hacer una traducción oficial; siempre exigen el original que debe viajar ida y vuelta para que el Consulado añada sus sellos.

Finalmente, el cliente presenta su traducción jurada en el órgano correspondiente, físicamente o de forma electrónica.

Formulario de contacto

    ¿Qué idiomas trabajamos en traducción jurada?

    Traducción inglesInglés. Los clientes suelen necesitar traducir sus titulaciones al inglés para estudiar fuera, homologar sus títulos cursados en otros países, contratos de empresa, testamentos, procedimientos judiciales, certificados de nacimiento, matrimonio, penales…

    Lo normal es que la traducción jurada de un traductor jurado del MAE sea aceptada en ambos sentidos en todos los países destino, sin embargo en alguna ocasión, como es el caso puntualmente en EE. UU., es necesaria la validación de la firma del traductor por un Notario español, se trata de las traducciones denominadas “notarizadas”.

    Traducción francesFrancés. Este idioma abarca documentación oficial expedida en diversos países, no solo Francia o incluso Canadá, sino varios países árabes como Marruecos,en definitiva, todos los países en los que la lengua francesa es idioma oficial.

    Se aceptan en cualquier país de habla francesa en la combinación español-francés sin necesidad de validaciones de la firma del traductor jurado.

    Traducción alemanAlemán. La traducción jurada u oficial de expedientes académicos, certificados de nacimiento, matrimonio, divorcio, documentación jurídica.

    Se trabaja en ambos sentidos de traducción sin necesidad de legalizar la firma de traductor cuando se trata de traducir al alemán para que surta efecto en Alemania.

    Traducción jurada portuguesPortugués. Se trata de uno de los idiomas más demandados. Se realiza la traducción jurada de diversa documentación oficial como certificados expedidos por registros civiles, contratos, escrituras de constitución de sociedad, poderes notariales…Es una de las lenguas más comunes y con mayor proyección, tanto en Portugal como en Brasil, país en el queempresas españolas han instalado sus oficinas.

    En un principio, para hacer traducciones del portugués, en el caso de Brasil era necesaria la legalización de los documentos en organismos públicos; en el Ministerio de Asuntos Exteriores, Consulado Español y a la llegada a nuestro país los mismos trámites oficiales. Actualmente, tanto para Portugal como para Brasil, solo es necesario que  el documento lleve adjunta la Apostilla de la Haya, sello que valida toda la documentación oficial que circule entre países acogidos a este convenio.

    Traducción jurada brasilEn el caso de Brasil, las traducciones juradas realizadas al portugués por traductores jurados españoles del MAE, no son válidas en el país de destino sino que deben ser realizadas por sus traductores oficiales en el país. Nosotros también ofrecemos este trámite con traductores oficiales habilitados para que no existan problemas en el país destino.

    Traducción moldavo rumanoRumano/moldavo. Sin duda llevamos muchos años ofreciendo traducciones juradas u oficiales del y al rumano (o moldavo, es la variedad de denominación del idioma en la República Moldava). Un gran número de inmigrantes que han ido instalándose en nuestra región (y en toda España), solicitan a diario traducciones juradas de todo tipo de documentación, etc. Normalmente su fin es solicitar la residenciaasí como realizar trámites en la Seguridad Social, igualmente para la homologación de títulos y expedientes académicos, y continuando por poderes notariales para que surtan efecto en su país de cara a realizar gestiones allí por algún familiar o persona de confianza.

    Esta última documentación a veces se tramita en los Consulados en España o se envía a Rumanía, dependiendo de la finalidad. Para ello, hay consulados que requieren un trámite adicional cuando la traducción jurada se efectúa al rumano, el cual consiste en la legitimación ante notario de la firma del traductor jurado español en el MAE.

    Traducción jurada rusoRuso/ucraniano. Igualmente se trata de los idiomas más demandados. La traducción jurada se realiza de diversa documentación oficial en ambos sentidos de traducción.

    Traducción jurada ucranianoEl ucraniano es la lengua hablada en Ucrania, con bases del ruso y aspectos en común pero no mismos idiomas.Su traducción jurada debe ser realizada por un traductor jurado específico de estalengua. Existen muy pocos traductores-intérpretes jurados de ucraniano en toda España.

    Traducción jurada albanesAlbanés. Aunque no es muy habitual la demanda de la traducción jurada de este idioma, se puede dar ocasionalmente y el procedimiento cambia a la hora de hacer su traducción jurada. No hay traductores-intérpretes jurados de esta lengua en España y requiere que la traducción jurada sea realizada por un traductor jurado en Albania en la combinación en ambos sentidos albanés-español-albanés.

    Traducción jurada georgianoGeorgiano. Al igual que ocurre con el idioma albanés, no hay traductores jurados de este idioma en el MAE. En este caso es el propio Consulado georgiano en España quien realiza la traducción.

    Traducción jurada turcoTurco. Las traducciones juradas u oficiales de turco en ambos sentidos se realizan también en el Consulado turco en España debido a la falta de traductor-intérprete jurado de este idioma en nuestro país.

    Traducción jurada neerlandésNeerlandés (holandés, flamenco). El neerlandés es el idioma hablado en Países Bajos, con sus dialectos holandés y flamenco, similares pero con variantes, el flamenco se habla en el sur de Bélgica, en la región de Flandes mientras que el holandés es el dialecto hablado en las regiones del norte.

    Traducción jurada hebreoHebreo. El hebreo es un idioma del que no existe traductor jurado en España. También hemos tenido ocasión de gestionarlo y es otro de nuestros retos. Una traducción jurada a este idioma debe ser realizada por un traductor nativo de la lengua, cuya firma será legalizada por un notario en Israel.

    Y no solo estos idiomas, también realizamos traducciones juradas u oficiales de otras combinaciones de idiomas que incluyen serbo-croata, italiano, danés, polaco, sueco checo, búlgaro, etc.

    ¿Qué ocurre si no hay traductor-intérprete jurado del idioma que se necesita?

    Sinceramente, la traducción jurada u oficial puede llegar a complicarse bastante según con qué países, creedme, sé de lo que hablo. Tenemos documentos procedentes de Turquía, Etiopía, Albania,Georgia… Pueden ser títulos para homologación o documentación civil del interesado.

    Actuamos muchas veces no solo como traductores sino como tramitadores internacionales. Nos vemos en la tesitura de tener que realizar la traducción jurada de documentación para la que no existen traductores-intérpretes jurados habilitados en España, en ese caso recurrimos al Consulado, el cual nos proporciona la traducción directamente o acudimos a un traductor oficial en el país destino unido al trámite de la firma consular.

    A modo de ejemplo, en el caso de Albania, para realizar una traducción jurada del albanés al español solo se puede recurrir a un traductor oficial en Albania, quien tras realizar la traducción jurada debe legalizarla en el Consulado de España en Albania.

    Con otros idiomas como el georgiano, el trámite se realiza en el consulado de Georgia en España, el cual efectúa directamente la traducción jurada con sus traductores oficiales, lo mismo ocurre con otros idiomas como el turco, el checo, etc.

    Traducciones juradas en Santander

    ¿Qué trámites anteriores a la traducción jurada se deben llevar a cabo en el documento oficial?

    Simplemente la mera tramitación en España de un documento oficial de cualquier país, requiere que dicho documentollegue a nuestro país con las pertinentes legalizacionesparaseguidamente realizar la traducción jurada.

    Cuando el documento carece de estas legalizaciones, hay que solicitarlas en el país de origen y también en los organismos públicos en España. Normalmente se exige el sello del Ministerio de Exteriores y del Consulado Español en el país de origen (pero esto depende del país) y seguidamente en España es necesario tramitar también el sello del Consulado del país de origen en España, Ministerio de Asuntos Exteriores y en algunos casos sello de Justicia (cuando se trata de certificados de penales).

    Nosotros también ofrecemos el servicio íntegro de estos trámites que incluyen la traducción jurada final.Ayudamos a cualquier persona en cualquier comunidad española, País Vasco, Andalucia, Castilla-La Mancha, Cataluña, Madrid, …Nuestra labor es derribar las fronteras en la comunicación.

    Actualmente todos estos requisitos son sustituidos por el sello de la Apostilla de la Haya, que emiten todos los países adscritos a dicho convenio.

    Este sello debe adjuntarse en el país que expide el documento original y por tanto debe aportarse antes de realizar la traducción jurada.

    Igualmente nos hacemos cargo de los trámites notariales necesarios cuando se debe legalizar la firma del traductor jurado, ya que en ocasiones es requisito exigido por el país de destino de la traducción cuando la traducción jurada se realiza del español a otro idioma. Este requisito suele darse en países como Rumanía, pero básicamente solo cuando la traducción jurada se presenta en consulados y nuncacuando va destinada al propio país.

    Es importante saber que en España no se aceptan traducciones oficiales al español realizadas por traductores oficiales de otros países que no figuren en el listado de traducctores-intérpretes jurados del MAE.

    El Convenio de la Haya. ¿Qué es?

    El Convenio de la Haya se trata de una forma de legalización de documentos en los países que figuran adscritos al Convenio de la Haya, que verifica su autenticidad para la circulación en otros países. Se adjunta una hoja al documento oficial, la cual lleva el sello de la Apostilla estampado.

    Los documentos procedentes de otros países adheridos al Convenio de la Haya deben llevar el sello de la Apostilla de la Haya cuando circulen hacia otro país, el cual solo puede tramitarse en el órgano del país de origen del documentopara posteriormente realizar su traducción jurada, y en España solo cuando se trate de un documento español. Este requisito se aplica tanto para traducciones juradas al español como a otros idiomas.

    El Convenio de la Haya tuvo lugar en 1954 en La Haya (Holanda) con el fin de salvaguardar el patrimonio cultural mundial en caso de conflicto bélico, todo ello debido a la destrucción de dicho patrimonio cultural tras la Segunda Guerra Mundial.

    En algunos países como España, la apostilla puede obtenerse de forma digital, existiendo un registro electrónico de apostillas donde se hace seguimiento de todas las que han sido emitidas.

    ¿Quién puede hacer traducciones juradas u oficiales?

    ¿Qué requisitos debe cumplir un futuro traductor-intérpretejurado para presentarse a este examen?

    En España, principalmente quien está habilitado para realizar traducciones juradas es el traductor-intérprete jurado. El traductor-intérprete jurado debe superar un examen de la Oficina de Interpretación de Lenguas perteneciente alMinisterio de Asuntos Exteriores, por el cual queda nombrado con el título de traductor jurado. Cuando se adquiere dicho título, el traductor-intérprete jurado queda habilitado para realizar las traducciones juradas de documentación jurídico-administrativa y todo tipo de documentación pública, dando fe de la autenticidad de la traducción, como si fuera un notario de la traducción, así como para actuar como intérprete en declaraciones orales.

    Los requisitos para presentarse al examen de traductor-intérprete jurado son:

    • Ser mayor de edad en España y tener nacionalidad española o de un estado miembro de la Unión Europea o Espacio Económico Europeo.
    • Poseer un Grado Universitario de cualquier sector.
    • Si se posee una titulación de grado de otro país, esta deberá ser homologada o poseer un certificado de equivalencia emitido por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

    En cuanto a requisitos del idioma, el traductor-intérprete jurado debe tener un nivel de gramática y terminología muy alto en ambos idiomas.

    También es necesario el conocimiento de la técnica y procesos de traducción, los requisitos administrativos exigidos en el procedimiento de la traducción jurada, así como el conocimiento de la terminología legal y jurídica en ambos idiomas.

    Pero dada la circunstancia de que no existen traductores-intérpretes jurados de todos los idiomas en España, también pueden realizar traducciones juradas los traductores que los propios Consulados de esos países habiliten como oficiales en sus listados.

    Las traducciones juradas al español solo necesitan el sello del traductor jurado para tener absoluta validez en los organismos públicos del país.

    Somos la única empresa de traducción en Cantabria que puede ofrecer un servicio íntegro de traducción jurada en cualquier idioma del mundo. Nos comprometemos a encontrar la solución oficial y fiable, para que sus documentos tengan la legalidad exigida y la traducción jurada se realice conforme a los términos legales con el propósito de que tenga validez en el órgano oficial que corresponda.

    Somos especialistas en traducción jurada y contamos con los conocimientos jurídicos necesarios para realizar con absoluta fiabilidad todas las gestiones de este servicio. Trabajamos con clientes en toda España y en el extranjero, no existen fronteras para nosotros.